Correa dice que los moradores cerca del cotopaxi deben prepararse para un posible desastre; la actividad volcánica es tan elevada que la caída de cenizas alcanza el océano pacífico

Aug 27, 2015

Hablando sin preámbulos a los moradores de las cercanías del volcán Cotopaxi el día martes, el presidente Rafael Correa dijo que una gran erupción podría tener consecuencias devastadoras. Enfatizando que muchas vidas pueden perderse y otras cambiarían para siempre.

Correa speaking to residents of Maulo on Tuesday. Photo credit: El Comercio

Correa hablando a los residentes de Mulaló el dia martes. Credito: El Comercio

El presidente dijo que las pérdidas materiales serian muchas: pueblos enteros y miles de hectáreas de tierras de cultivo destruidas; 10.000 hogares perdidos; 45.000 personas quedarían sin hogar; 25.000 empresas eliminadas, dejando a 35.000 desempleados. Y podría ser mucho peor en el caso de una erupción masiva.

Correa dijo que no puede enfatizar lo suficiente, la gravedad de lo que están enfrentando y que el gobierno está trabajando duro preparándose para lo que está por venir, pero que deben trabajar juntos, el gobierno y los ciudadanos, haciendo todo lo posible para salvar vidas.

Correa dijo que años de descuido acerca del peligro requiere una planificación completa en un corto período de tiempo, ya que durante años, se ha ignorado el volcán y no se ha desarrollado los planes necesarios para enfrentar a las evacuaciones. Ahora, se debe encarar ese descuido y trabajar con rapidez para superarlo.

Antes de hablar públicamente, Correa se reunió con el gobernador de la provincia de Cotopaxi y el personal de emergencia en Mulaló, una de las comunidades más vulnerables a una erupción. La ciudad está construida en material volcánico depositado durante la última erupción significativa del Cotopaxi en 1877 y 1880. Revisó los planes de evacuación, así como planes para ayudar a los desplazados después de una erupción.

Después de la reunión, el alcalde de Latacunga Patricio Sánchez dijo que gran parte del trabajo de preparación para una erupción se está llevando a cabo en un ambiente de incertidumbre y desesperación ya que saben que es posible que pierdan todo. Latacunga con una población de 100.000 habitantes, es la ciudad más grande ubicada en la zona peligrosa del volcán. Se ha destruido tres veces desde la década de 1600 por las erupciones.

Hablando a la luz de un baño de ceniza, Correa dijo que hay planes para trasladar el ganado a zonas más seguras en caso de una erupción inminente pero comentó que no habría pérdidas agrícolas graves ya que van a hacer todo lo posible para salvar lo que puedan, pero pondrán énfasis primero en salvar la vida de la gente.

Correa manifestó que $ 500 millones está disponible para ayudar a atenuar los desastres, y agregó que las condiciones económicas hacen que sea difícil encontrar fondos adicionales. Dijo que las personas no pueden depender exclusivamente en el gobierno y deben estar preparados para tomar las acciones personales necesarias para protegerse a sí mismos y a sus familias.

El Ministerio de Seguridad y Gestión de Riesgos, que está coordinando la planificación de emergencia, informa que 1.566 personas han sido entrenadas para ayudar con las evacuaciones y que se han educado 329 brigadas de respuesta de emergencia en la zona de peligro. Además se han contratado soldados para ayudar con los preparativos de la evacuación.

En su más reciente informe de la madrugada del miércoles, el Instituto Geofísico de Ecuador señala que el nivel de actividad volcánica en Cotopaxi se mantiene constante y que la caída de ceniza ha llegado a la provincia de Manabí y el Océano Pacífico.
 

Subscribe to our newsletter

Cuenca High Life offers on-line publications, local translated news, and reports about the expat life and living in Ecuador. 

You have Successfully Subscribed!

Subscribe to our Newsletter

Subscribe to our Newsletter

CuencaHighLife publishes Ecuador news daily. Subscribing will guarentee that you never miss the most important news.

You have Successfully Subscribed!