¿Es la comunicación de alta tecnología una bendición o una maldición? ¿Que se está ganando, que se está perdiendo?

Sep 23, 2015

Por Jonathan Mogrovejo

Es imposible negar que la tecnología hiciera del mundo un lugar más pequeño.

También es difícil no darse cuenta de que algo de esta tecnología, como los teléfonos móviles y las redes sociales, están haciendo a las personas menos sociables.

ID:62218427

Todos hemos visto las parejas jóvenes caminando a lo largo de los ríos Tomebamba y Yanuncay, haciendo caso omiso de los demás, con los teléfonos celulares pegados a sus oídos.

Recientemente, cuando estuve en una cena en Noe Sushi Bar, me llamó la atención una bonita pareja de 20 y tantos años de edad, pegados a las pantallas de sus teléfonos, leyendo y enviando mensajes de texto. Poco importaba que estaban sentados juntos.

Lo hago también, ya que me gano la vida en línea, no sólo cuando estoy caminando por la calle, también cuando estoy sentado para comer. Mi teléfono móvil y la tableta, que llevo conmigo en todo momento, continuamente está pitando, silbando y zumbando, haciéndome saber sobre nuevas notificaciones. Estoy seguro que si mi abuelo estuviera todavía alrededor, él no dudaría en decirme que deje esas máquinas ruidosas en la otra habitación cuando me siente a comer.

El Internet y sus dispositivos de alta tecnología han hecho cosas increíbles para la mayoría, si no todos nosotros. Se han creado puestos de trabajo, incluso ha permitido a la gente ganarse la vida a través de su afición. Se han construido algunos bloggers para seguidores expatriados en todo el mundo y se obtiene un ingreso con sólo compartir sus observaciones. Personalmente, me siento en un escritorio a cinco pasos de mi cama y creo sitios web para personas y empresas de todo el mundo.

Otros utilizan sus teléfonos, tabletas y ordenadores portátiles para comunicarse con amigos y familiares en el extranjero. (Ver. How do Ecuador expats stay connected with friends and family back home?). Los Software como Skype, Facebook y Whatsapp hace que sea fácil de comunicarse a pesar de la distancia. El mundo en línea es enorme y se hace más grande cada día.

El Internet, el software y los dispositivos son herramientas fabulosas que nos hacen sentir más conectados, no sólo con los amigos y la familia, sino con el mundo. Pero me doy cuenta de que en muchos aspectos se toman un tributo en nosotros, y me pregunto si debo hacer caso del consejo de mi amiga Susan Burke March cuando dice, todo con moderación.

¿A qué precio poseemos y participamos de esta gran tecnología? ¿Qué pasa con esos pequeños ruidosos dispositivos que hacen que nos alejemos de una comida con nuestros amigos y familiares? ¿Por qué es que si salimos de casa sin nuestro teléfono, nos vemos obligados a volver a recogerlo, incluso si eso significa llegar tarde a nuestro destino propuesto? ¿Tenemos tanto miedo de que podamos perder la oportunidad de una gran selfie para publicar en Facebook, Twitter o Instagram?

¿Fue esto parte del plan de marketing de las empresas que crearon las máquinas y la tecnología, o es nuestra culpa al obsesionarnos por estar constantemente conectados?

Comparte tu opinión en los comentarios a continuación.

 

Subscribe to our newsletter

Cuenca High Life offers on-line publications, local translated news, and reports about the expat life and living in Ecuador. 

You have Successfully Subscribed!

Subscribe to our Newsletter

Subscribe to our Newsletter

CuencaHighLife publishes Ecuador news daily. Subscribing will guarentee that you never miss the most important news.

You have Successfully Subscribed!