Espantosa droga en el mundo, da a los criminales el control total de sus víctimas

Oct 9, 2015

Por Christopher Lux

Es el crimen perfecto. Las víctimas están despiertas, se expresan y parecen normales. Pero no tienen control sobre sus decisiones y acciones, y hacen cualquier cosa que el criminal les pide.

Las víctimas recuperan la conciencia para encontrarse con que han sido robados o violados. Los informes van desde dinero robado, joyería hasta extracción de órganos. Y la víctima no recuerda nada de lo sucedido.

Las víctimas están bajo la influencia de la escopolamina.

La escopolamina es una droga que viene de la flor grande caída de la planta Brugmansia, también conocida como “flor de ángel.” Si usted vive en Ecuador, probablemente esté familiarizado con ella. La flor es hermosa, como una trompeta blanca boca abajo y tiene un olor muy agradable, pero cuando se le da una cantidad correcta de alcaloide tóxico, la droga incapacita las habilidades de razonamiento de una persona y permite que los delincuentes controlen a la víctima. Puede hacer a una víctima inconsciente durante 24 horas o más, pero el efecto inicial es hacer a una persona complaciente e inconsciente de su entorno. Si la dosis es demasiado alta, como en un caso reciente en Guayaquil, puede causar insuficiencia respiratoria y la muerte.

The scopalmine flower.

The scopalmine flower.

Sponsored ad

La escopolamina tiene algunos usos médicos, incluyendo el tratamiento de la cinetosis y náusea postoperatoria. Algunos ecuatorianos indígenas utilizan la planta para ayudar a los niños pequeños y los bebés a dormir bien, y usted puede encontrarla como planta medicinal en los pasillos de algunos Mercados de Cuenca. Aunque no es común, la escopolamina también a veces se utiliza con fines recreativos por sus propiedades alucinógenas.

Pero cada vez es más común en las naciones andinas de Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú como una herramienta de la delincuencia.

Aproximadamente la mitad de los ingresos a urgencias por intoxicación en Bogotá, Colombia se han atribuido a la droga. Es más, la mayoría de los casos tanto de uso recreativo y criminal de la droga están en Colombia, sobre todo en Medellín, Bogotá y Cali.

El fármaco no tiene color, sabor u olor, por lo que la forma de entrega más popular es mezclándolo en la bebida de la víctima. Aunque algunos afirman que su uso en la delincuencia es una leyenda urbana que carece de pruebas, algunas víctimas también afirman haber recibido mediante soplos pequeñas cantidades en su cara, sólo para convertirse en un “zombi sin sentido.”

Criminals occasionally blow scopolamine dust into the faces of victims.

Criminals occasionally blow scopolamine dust into the faces of victims.

Un traficante de drogas en Colombia, dijo en una entrevista para un documental, “La escopolamina es una droga como ninguna otra. Nada se le puede comparar”.

Hablando de soplar la droga en los rostros de las víctimas, dijo, “Por ejemplo, con esta, tu puedes estar caminando por aquí y de repente [él sopla en la mano]. Estas de espalda, viendo a una chica pasar, yo voy y me acerco [él sopla en la mano de nuevo]. Sólo de esa manera. En un instante, la persona está drogada”.

El delincuente, dijo, sólo tiene que “esperar un minuto y cuando ve el golpe de la droga, entonces sabe que es el propietario total de esa persona. Tú puedes guiarlos a donde quieras. Es como si fueran un niño “, dijo.

Un ecuatoriano dice que estaba esperando un autobús para ir a trabajar, y lo último que recuerda fue a alguien soplando el polvo en su cara. Más tarde fue encontrado inconsciente y ayudado por la seguridad. Pero había sido despojado de todo lo que tenía.

A menudo, los delincuentes llevan a sus víctimas a los bancos y cajeros automáticos para retirar efectivo. Según la policía, el medicamento también se utiliza para llevar a los turistas de vuelta a sus habitaciones de hotel donde los criminales toman el efectivo, ordenadores, cámaras, documentos y cualquier otra cosa de valor. En la mayoría de los casos, las víctimas parecen estar funcionando normalmente.

En Colombia, un hombre fue llevado de vuelta a su apartamento por sus agresores. Se despertó a la mañana siguiente en un apartamento vacío, confundido. Le preguntó al portero por qué su casa estaba vacía. El portero le dijo que había sacado todo fuera de su apartamento con tres de sus amigos y los cargó en una camioneta. Cuando le preguntó al portero por qué permitió que eso sucediera, el portero explicó que él le dijo que los tres hombres eran amigos y que no les molestase.

Hace dos años en Cuenca, una extranjera perdió $ 9,000 bajo la influencia de la escopolamina. No estaba segura de cómo ella fue drogada, pero ella acompañó a los ladrones a su banco y le dijo al cajero que estaba ayudando a sus amigos. Mientras ella estaba drogada, vio a un par de sus amigos reales en la calle y presentó a los ladrones como nuevos amigos que acababa de conocer. Cuando ella habló con sus amigos reales al día siguiente, después de que la droga había desaparecido, le dijeron que ella parecía perfectamente normal. Ella no recuerda nada de eso.

Aunque algunos cuestionan la calidad de control mental del fármaco, la policía ecuatoriana insiste en que no es ninguna leyenda urbana. Dicen que los ladrones son muy hábiles en saber la dosis correcta para dar a una víctima. “Por lo general son pocos minutos de lo que la droga hace efecto cuando la víctima sabe que algo anda mal”, dice el capitán de la policía Jorge Ávila. “Es durante este tiempo, cuando la víctima debe salir, ir a una tienda u oficina, o acercarse a alguien en la calle, y pedir ayuda.”

Según la policía, los hombres son víctimas más a menudo que las mujeres. En Guayaquil, los hombres con frecuencia reportan conocer mujeres en los bares de hotel que aparentemente ponen escopolamina en sus bebidas. Se despiertan al día siguiente sin todas sus pertenencias.

A veces, los hombres que parecen ricos están destinados en los delitos de oportunidad. En un incidente, un hombre ecuatoriano dice que fue atraído en un coqueteo por una mujer local bastante joven, lo llevó a su casa, y despertó sin todos sus objetos de valor, incluyendo el anillo de boda de su difunta esposa.

En otro caso, una mujer recogió a un hombre en un club nocturno, y después de haberlo presuntamente drogado, lo llevó a su domicilio mientras su pandilla limpió su casa. Ella también lo llevó a varios cajeros automáticos para retirar efectivo. Mientras él estuvo en un estado de trance, accedió rápidamente.

En Ecuador, los delitos relacionados con la escopolamina son más comunes en Guayaquil, con un número de casos en Quito que ocupan un distante segundo lugar. Pero también ha habido unos pocos casos reportados en Cuenca, Salinas, Baños de Ambato, Montañita, y Manta.

Según algunos, incluyendo el Departamento de Estado de Estados Unidos, la escopolamina también puede ser absorbida por la piel desde los residuos de las volantes de los supuestos vendedores ambulantes. Otros argumentan que es imposible que la droga se absorba lo suficiente por la piel como para producir el efecto zombi.

Para más información sobre la escopolamina, haga click here para ver el vídeo, o haga click here para leer un artículo anterior sobre el tema en CuencaHighLife.

 

Subscribe to our newsletter

Cuenca High Life offers on-line publications, local translated news, and reports about the expat life and living in Ecuador. 

You have Successfully Subscribed!

Subscribe to our Newsletter

Subscribe to our Newsletter

CuencaHighLife publishes Ecuador news daily. Subscribing will guarentee that you never miss the most important news.

You have Successfully Subscribed!